Marihuana: Precauciones si está con las facultades disminuidas


Estar drogado o intoxicado mientras se realizan determinadas actividades puede ser peligroso. Para usuarios ocasionales, fumar, comer o beber una porción (10 mg) de marihuana probablemente disminuirá sus facultades. Esto afecta la capacidad para conducir, andar en bicicleta o realizar cualquier actividad que implique el uso de los sentidos.
 

Deterioro de las facultades
  • Los efectos de la marihuana alcanzan su pico minutos después de inhalado su humo o vapor.
    • Espere al menos 6 horas después de fumar hasta 35 mg de THC antes de conducir o andar en bicicleta. Si fumó más de 35 mg, espere más tiempo.
  • Después de comer o beber marihuana, los efectos alcanzan su pico 4 horas después como máximo y pueden prolongarse hasta 10 horas.
    • Espere al menos 8 horas después de comer o beber menos de 18 mg de THC antes de conducir, andar en bicicleta o realizar cualquier otra actividad que implique el uso de los sentidos. Si consumió más de 18 mg de THC, espere más tiempo.
Seguridad 
  • No es seguro cuidar niños pequeños si está drogado.
    • No permita que una persona drogada cuide a sus hijos.
    • Si planea consumir marihuana, asegúrese de que haya otra persona que no consuma y que pueda hacerse cargo de los niños.
  • Algunos tipos de marihuana pueden provocar mucho sueño.
    • También pueden hacerlo dormir más profundamente.
    • Si está drogado, no duerma con su bebé, ya que no es seguro.
    • No viaje en un vehículo si el conductor está drogado ni permita que lo haga un ser querido.
  • Pida más información al vendedor de marihuana si no está seguro sobre cómo usar un producto de manera segura y responsable.
Pedir ayuda después de consumir demasiado
  • Comer o beber demasiada marihuana puede hacer que las personas se sientan muy mal,
    • que tengan problemas para caminar o permanecer sentados, dificultades para respirar o que comiencen a sentirse adormiladas.
    • Es posible que los adultos se sientan muy paranoicos y parezcan perder el contacto con la realidad.
  • Si está preocupado por alguien, llame a la línea de ayuda en caso de intoxicaciones 1-800-222-1222 tan pronto como sea posible. La llamada es gratuita y recibirá asistencia rápidamente.
  • Si la reacción parece grave, llame al 911 o vaya a una sala de emergencias inmediatamente.
    • Llamar para conseguir ayuda en el caso de una emergencia por drogas o alcohol puede salvar vidas.
    • Las leyes de Colorado protegen a las personas respecto de algunos cargos, como los de posesión y uso de drogas de bajo nivel o el de menor en posesión, si llaman al 911 o buscan ayuda en caso de una emergencia médica.
    • Quédese con la persona que padece la reacción grave y coopere con la policía y el personal de respuesta médica de emergencia.