Reduzca los altos niveles de radón en su hogar mediante un programa para dueños de viviendas

 
Por Vanessa Bernal | Bilingual Media Specialist
 
El Departamento de Salud y Medioambiente de Colorado ofrece ayuda financiera para personas de bajos recursos que necesiten instalar un sistema para mitigar el radón en sus viviendas.
 
Los solicitantes deben ser residentes de Colorado, dueños  de una vivienda y habitar en una propiedad que necesite este tipo de servicio. Además, tienen que considerarse de bajos ingresos de acuerdo al condado donde se encuentra la vivienda. Por ejemplo, en la ciudad y condado Denver, una familia de cuatro personas debe de tener ingresos menores a 64 mil 100 dólares para calificar en el programa.
 
Los solicitantes deberán mostrar resultados de pruebas que confirmen niveles de radón por arriba de lo estipulado por la Agencia Protectora del Medioambiente (EPA).  El nivel actual es de 4 picocuries por litro de aire interior (pCi/L). Equipos de pruebas a precio reducido  están disponibles o pueden ser adquiridos en muchas tiendas de autoservicio o en línea con un costo de 25 dólares aproximadamente.
 
El radón es un gas incoloro, inoloro, radioactivo que se forma naturalmente en el suelo. Se puede filtrar en las casas y lugares de trabajo a través de grietas, pisos y espacios abiertos.  El radón es la segunda causa de cáncer de pulmón en el país y es la causa número uno entre los no fumadores.
 
Aproximadamente 50% de las viviendas en Colorado tienen radón que supera los niveles. Hacer la prueba es muy sencillo, pero mitigarlo puede tener un costo muy alto para muchas familias en Colorado.
 
“Todos tienen el derecho de vivir en una casa segura”, así lo dijo la Jefa del Programa del Radón, Chrystine Kelley. “Esperamos que la ayuda financiera que estamos ofreciendo pueda asistir a las familias en la instalación de sistemas de mitigación y reducir el riesgo de cáncer de pulmón”.
 
A partir del inicio del programa en febrero, se han ayudado a 23 dueños de viviendas a mitigar los niveles de radón en sus casas y el costo varía entre 500 y 2,655 dólares.  Además, 14 contratistas certificados han calificado para participar en el programa. Los contratistas deben garantizar que los niveles de radón disminuirán por debajo del límite aceptado y deberán otorgar una garantía de cinco años.
 
Para mayores informes, puede visitar la página de internet sobre información del radón  o contactar a Chrystine Kelley, teléfono 303-692-3442.